El Karma y el tiempo atemporal.

 

 

Yogi bhajan dijo, Kundalini Yoga se nos presenta con una imagen del ser humano, un individuo que tiene como esencia un alma brillante, con una conciencia que transporta experiencias de la total creación.

 

Según las enseñanzas, ese alma está envuelta en sus karmas personales.

Primeramente dejar claro que los karmas son los resultados de nuestras elecciones diarias, los apegos que surgen de acciones no hechas desde el servicio desapegado y no actuar desde la totalidad de la conciencia.

 

No todos conocen el verdadero significado del Karma y hay que entender que el karma:

– Se origina básicamente del Miedo.
– Se crea a través de identificarse con un ser Finito.
– Y finalmente, identificándose con el Ego.

Los 3 se resumen en uno, podrían ser perfectamente uno solo.

 

En resumen, para liberarse del 90% del karma deberás eliminar los miedos, sentirte inmortal eliminar lo máximo posible el Ego.

Cuando hablamos de sentirte inmortal no se trata de creerse hulk, super man o wonder woman, si no, en reconocer que tu alma es inmortal y que esta pertenece a un reino divino el cual nunca muere porque es energía en estado puro y la energía nunca se pierde solo SE TRANSFORMA.
Entiéndase Ego como la visión del Yo desde una entidad única sin fondo divino.

 

A lo largo de la vida, tenemos oportunidades para ser sacudidos por un maestro o enseñanza. Cualquier oportunidad que nos haga ser reactivos o nos cree una sensación interna de irascibilidad, es una situación maestra que viene a mostrarnos algo de lo cual debemos aprender.
Puede que te quedes para recibir esa sacudida o puede que elijas correr.
No importa que corras, la enseñanza llegará tarde o temprano, te alcanzará.

 

Todas las enseñanzas llevan al mismo punto de realización interior y con ellas se pretende que despiertes tu verdadero potencial.

 

A veces la sacudida es rápida y eficiente, en cambio otras son lentas.
Pero si te fijas solo parece lento mientras lo estás viviendo, el otro día hablaba con una alumna justo sobre esto, como las cosas solo durante el tiempo que lo estás viviendo parece largo y lento.
En cuanto termina la situación a la semana o al mes, parece que aquella etapa de tu vida en la que parecía que el tiempo se había dilatado, parecía que el suceso había ocurrido hace mucho tiempo atrás y en realidad tampoco resultaba haber sido tanto el tiempo del proceso.

 

Solo el recuerdo de la mente es la que te hace ser consciente de la duración.

Y es porque todo está sucediendo en realidad en el mismo instante presente y el tiempo es atemporal, no existe, solo la mente ligada al cuerpo es capaz de recordar la intensidad de lo sucedido.

 

Con el tiempo conforme vas espiritualizando la materia y materializando la espiritualidad, estos términos dilatadores o acortadores del tiempo se viven de forma consciente y el miedo a esas sensaciones desaparece. Comienzas a vivir en el cuerpo desde otro estado, más presente.
Para conseguir este estado te invito a que practiques conmigo desde la Escuela Online.

 

¿Alguna vez has sentido estas sensaciones?

 

La relación consciente entre el ser finito y el Ser Infinito es el regalo de la Kundalini.

 

 

Sat Nam,

Marta Millán.