CURSO GRATIS DE YOGA EN 7 DÍAS.

Clases, meditaciones y toda la información que necesitas para iniciarte desde casa fácilmente.

Descubre que son los Chakras.

 

Qué son y cómo funciona cada Chakra?

Chakra, cuyo nombre en sánscrito significa literalmente “rueda”, “círculo” o “disco”, son centros de energía distribuidos a lo largo de nuestro cuerpo energético.

En Yoga, estos chakras reciben, almacenan y distribuyen el prana (nuestra energía vital) a través de todos nuestros canales energéticos, también llamados nadis.

Es importantísimo que estos chakras funcionen correctamente, ya que esto proporcionará un buen estado de nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

Por ejemplo, salud y bienestar, creatividad, buenas relaciones con los demás y con nosotros mismos, mejor capacidad de atención y una mayor consciencia para percibir el mundo que nos rodea de manera más sana, son entre muchos otros beneficios los que se obtienen de un buen estado y funcionamientos de nuestros chakras.

 Por el contrario, si estos chakras se encuentras en un estado de exceso o insuficiencia, puede dar lugar a situaciones como infelicidad, miedos, rabias, relaciones negativas con los demás, enfermedades

 

 

Los 7 Chakras de nuestro cuerpo energético.

 

En nuestro cuerpo energético se alojan muchos chakras, pero son 7 los principales y más importantes y están situados a lo largo de nuestra columna vertebral, desde la base hasta la coronilla. Además, en Kundalini Yoga trabajamos también el octavo chakra, el aura. Cada uno está relacionado con un propósito.

A continuación, explicaremos cada uno de estos chakras, en qué consisten y cuáles están situados en los que en Kundalini Yoga conocemos como triángulo inferior, triángulo superior y punto de equilibrio:

CHAKRAS DEL TRIÁNGULO INFERIOR

.

MULADHARA CHAKRA:

El primer chakra, el chakra raíz. Su color es el rojo, se vincula con el elemento tierra y se aloja en el perineo. Está relacionado con nuestros instintos más básicos de supervivencia, nuestra seguridad, nuestros cimientos. Afecta al sistema sanguíneo, el colon y las glándulas suprarrenales.

Nos beneficia aportándonos estabilidad emocional y seguridad en la vida, ganas de vivir y fuerza.

SVADHISTHANA CHAKRA:

Segundo chakra, chakra del sacro. Su color es el naranja y su elemento es el agua. Se sitúa debajo del ombligo, en la zona de los genitales. Está vinculado al placer, la sensibilidad, la sexualidad y la creatividad. Se relaciona también con los órganos reproductores, los riñones y la vejiga.

Al estar en equilibrio, estimula la energía creativa, nos da la posibilidad de dar y recibir amor en nuestras relaciones de pareja y control sobre nuestras emociones.

MANIPURA CHAKRA:

El tercer chakra, el chakra del plexo solar. Su color es el amarillo y su elemento el fuego. Situado en la zona abdominal, en el plexo solar. Rige el sistema digestivo, además del
páncreas, el hígado, la vesícula biliar, el bazo y las glándulas suprarrenales. Este chakra afecta a la visión que tenemos sobre nosotros, a la toma de decisiones, al poder personal y a la fuerza de voluntad.

Cuando el chakra Manipura está en correcto funcionamiento nos otorga una buena autoestima, una mejor forma de decidir, capacidad de acción y nos ayuda a enfrentarnos a los riesgos.

CHAKRAS DEL PUNTO DE EQUILIBRIO

.

ANAHATA CHAKRA:

El chakra del corazón, el cuarto chakra. Vinculado al amor, su elemento es el aire y su color es el verde. Lo encontramos en el centro del pecho, domina la zona del aparato respiratorio,
el corazón y la glándula timo. Este chakra se basa en el amor y nos permite sentirlo de una gran y bella manera, ya sea a nosotros mismos, a nuestros amigos, a nuestra familia, como a
todos los demás seres que habitan el mundo. Es la unión entre los chakras del triángulo inferior y los chakras del triángulo superior.

Cuando Anahata se encuentra en armonía, nos beneficia con poder sentir más fácilmente y de una manera armoniosa el amor, la compasión hacia todos demás seres y el perdón.

CHAKRAS DEL TRIÁNGULO SUPERIOR

.

VISHUDDA CHAKRA:

Chakra de la garganta, el quinto chakra. Se vincula a la verdad, a la comunicación, al sonido y a la transmisión de sentimientos. Situado en la garganta, su color es el azul claro y su elemento es el éter. Rige la zona de la garganta, las vértebras cervicales y la glándula tiroides.

Un buen equilibrio de Vishudda nos proporciona una mayor capacidad de comunicación, de escucha, de crear y transmitir.

AJNA CHAKRA:

Sexto chakra, el chakra del conocido tercer ojo. Se encuentra en la glándula pituitaria, en el centro de la frente entre los dos ojos Su color es el índigo y se relaciona con la mente, la sabiduría, la intuición y la percepción de lo no material. Domina la región del cerebro y la ya nombrada glándula pituitaria.

Un correcto equilibrio de Ajna nos otorga mayor comprensión, entendimiento, atención y capacidad de concentración. Además, favorece la evolución espiritual y la consciencia.

SAHASRARA CHAKRA:

El séptimo chakra, el chakra de la corona. El chakra del espíritu y del pensamiento. De color violeta o también representado con el blanco, Sahasrara se encuentra en nuestra parte más alta, la coronilla, y envuelve la glándula pineal, región que gobierna. Representa el pensamiento, la espiritualidad, la percepción, la humildad, nuestro sistema de creencias y el desapego.

Cuando Sahasrara está abierto nos conecta con la consciencia universal y nos guía a la perfección del ser.

Como hemos mencionado antes, en las enseñanzas de Kundalini Yoga también tenemos presente un octavo chakra:

 

AURA CHAKRA:

El octavo chakra representa nuestro aura, campo electromagnético que rodea nuestro cuerpo. Actúa como escudo y combina y posee los beneficios de todos los demás chakras.

Cuando este chakra está en equilibrio nuestro aura es fuerte y hace que todos los demás
chakras funcionen mejor. Nos sentimos sanos, fuertes, nos protege y nos proyecta.

 

Los Chakras y el cuerpo humano.

 

El conocimiento de estos centros energéticos, se remonta a miles de años en el pasado. Ya se tenían en cuenta en muchas de las antiguas culturas y en sus creencias espirituales sobre el cuerpo y la energía del ser humano. Tener bien alineados nuestros chakras y funcionando correctamente se traduce en una mejor calidad de vida, más serenidad, salud y en definitiva felicidad.

Terapeutas que trabajan con estos centros energéticos, han comprobado que muchas de las personas que actualmente tienen una vida plena y exitosa tienen estos centros energéticos funcionando en su gran mayoría al 100%.

De la misma forma la mayor parte de las enfermedades manifestadas en los órganos del cuerpo, suelen estar relacionadas con desequilibrios en el chakra que domina ese órgano.

 

Normalmente siempre tendemos a tener algunos de estos puntos en mejor funcionamiento que otros, por nuestra forma de pensar, vivir y actuar. Un ejemplo de esto serian los fumadores, los cuales siempre suelen tener bloqueos en el cuarto chakra (Verde, corazón) por problemas con sus sentimientos internos como por ejemplo la frustración.

Otro ejemplo serian las personas que no pueden expresar lo que piensan por timidez u otros motivos y suelen tener problemas con el Chakra garganta (Azul), que los conduce a tener también dolencias en la garganta.

Esto son solo unos ejemplos de como lo material se refleja en nuestro cuerpo espiritual y viceversa.

Algunas de las terapias que pueden ayudar a su correcta armonización son el Reiki, Cuencos tibetanos, Meditación y la práctica habitual del Yoga entre otras.

Ahora ya sabes un poco más sobre los Chakras. ¿Tienes alguno especialmente sensible?. Dejanos un comentario…

SAT NAM.

 

En Kundalini Yoga y Yoga33 trabajamos cada uno de nuestros chakras para su correcto equilibrio y funcionamiento y así obtener los maravillosos beneficios de estar en armonía con ellos. 

¿TE APETECE PROBAR UNA CLASE GRATIS HABER COMO SE SIENTEN TUS CHAKRAS?.